Se ha producido un error en este gadget.

miércoles, 10 de marzo de 2010

Hablo de empezar a ser (creo) pero no


En ese centro súbito que se venía premonitando
del aguacero a lo carnal del océano

donde yo,

figura de agua adormecida
bien al fondo de la sombra del día
desprendida de cualquier carruaje primaveral;
me susurraba como un hao de luz al oído.
No era ni consuelo del insecto triste,
ni lo alegre en el filo de la lágrima dormida

yo, figura de agua

carente de lo móvil y lo visible
del abanico sobre la superficie colorida
del hermano, de la madre y hasta la cama tibia

yo, figura

que se perdía de inmensa
bordeada en los mares
que solo emanan la proyeccion del alma,
Mares,
que solo desean
y desean
y desean.

Me susurraba como un halo de luz al oído,
que el sol, ya era un cristal

y yo

que venía desde el fondo de la sombra,


del ocaso








Desperté siendo piedra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario