Se ha producido un error en este gadget.

miércoles, 16 de marzo de 2011

A.

Decirte que te silbo el contorno entero

párpado a párpado no consigo delimitarte


Que mi boca es una flor obtusa de la más aguda remembranza


Finita como si sola se re quebrara de un soplo el alma

Que me muere tu vocecita caída la mañana


Que te zumbo en pleno invierno

Cuando digo el duelo todo para siempre entre los huesos



Entretanto yo te canto luciélago el lago lúcido

De azules olas que te nadan no te tengo

se coagula entera tu luz mi vela


En un ascenso al rojo vivo

Danzando dentro el ojo ído

Entre las remuertes del insomnio tardío


Que tu cuerpito ay se me congela el olvido



¡Que te caíste sola lucecita al cielo!

Plano de coberturas neblinado en las esquinas

Vidita mía dónde que no te palpo ni en la tierra


La lengua árida la estación de la sed antigua

Por donde corres


Invisiblemente


Arrastrando la huella el ala

Con tu pie sangre mi mano en tu cadáver




Y yo que todavía te espero,

Mi muertecitamor



ay si miraras

todo dentro



Que lo grite tu vuelo;


Todo sangro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario