Se ha producido un error en este gadget.

miércoles, 16 de marzo de 2011

after me

-A dónde ir o cómo volver, cómo deshacerse como ablandarse como ser de barro en tanto cada célula decida abstenerse al impacto eléctrico dentro del cerebro que se da vueltas como corrompiéndose entre las sabanas lugar de lo que es pero no se ve nada se ve cómo suprimirse en la nostalgia como desandarse de la lúgubre infancia como derramarse exprimirse enjaularse para saberse más dentro que fuera o más fuera que dentro que podría ser exactamente lo mismo cuando al tocar el reflejo nocturno el cuerpo tiembla como nunca en el frio más espeso dado a conocer por el mismísimo incendiario que tuvo con que cortarle las alas a los reptiles de lengua negra, las venas a la tierra las lenguas que han podido abrazarse a la comisura del animal ajeno que han podido enterrarse hasta ser disueltas en un sinfín de invisibilidades desesperadas con el grito a flor de piel como si nunca hubieran tenido el descaro de comerse sus propias manos las de sus hijos y matarlos como no se mata salvo la ignorancia de pertenecer al miedo más sutil envuelto entre las pieles, de tener con qué seguir para sufrir el tiempo todo que se abarque en la vida, casi tanto como en la muerte pero no, no de qué nadie dijo porque nadie sabe es desnudarse frente a los lobos para que vengan a comerse tu cuerpo y que finalmente te sea placentero el que tu sangre se adhiera al polvo y te hayas consumido sutilmente mientras la noche se despide ausente, casi tan ausente como ha sido el aliento quebrándote el pecho toda tu vida que ha sido siempre, únicamente, la metamorfosis que moldea tu esqueleto hacia el cuerpo de tu muerte. -

No hay comentarios:

Publicar un comentario